Cateterismo cardiaco

El cateterismo cardiaco es un método para el estudio y/o tratamiento de las arterias coronarias y problemas del corazón mediante el empleo de catéteres.

Existen dos tipos principales de cateterismo:
El diagnóstico en el que sólo se realiza un estudio de las arterias coronarias
La angioplastia coronaria donde se tratan lesiones en arterias coronarias a través del catéter.

El procedimiento se realiza en la Sala de Hemodinámica con el paciente ligeramente sedado y bajo anestesia local en la zona de punción (la ingle – arteria femoral, o el brazo – arteria radial), para que la exploración no resulte dolorosa.

El paso de los catéteres no es doloroso. Una vez allí se miden las presiones desde su interior y el flujo sanguíneo. Se inyecta un liquido (contraste) que tiñe la sangre haciéndola opaca a los rayos X, para conocer el tamaño y la forma de las cavidades y el estado de las válvulas.

La inyección de contraste en las coronarias permite ver si existen o no lesiones que dificulten el paso de la sangre (estrecheces), donde están localizadas y su grado de severidad. Después de registrar todos los datos necesarios se retiran los catéteres y se comprime o se sella el sitio de punción, para que cierre y así evitar que sangre.

Durante la exploración se controla permanentemente el electrocardiograma. La duración del estudio es variable, debiendo permanecer el paciente en cama varias horas después.

El cateterismo diagnóstico proporciona importante información sobre la anatomía y la función del corazón, las válvulas cardíacas y los grandes vasos que entran y salen del corazón. La coronariografía es la parte del cateterismo cuyo objetivo es poner en evidencia el estado de las arterias coronarias. Estas arterias pueden verse afectadas por enfermedades (habitualmente arteriosclerosis), que disminuyen su calibre provocando estrecheces (estenosis) que dificultan el paso de la sangre hacia el músculo cardíaco y que pueden producir angina de pecho y en su grado máximo cuando la arteria se obstruye, infarto agudo de miocárdio e incluso la muerte

La angioplastia coronaria es el procedimiento que permite a la sangre volver a circular por la arteria obstruida.

Se introduce un tubo muy fino (catéter) hasta la arteria ocluida, en la zona del estrechamiento se introduce un ‘balón’ deshinchado que posteriormente se hincha y dilata la arteria (la abre de nuevo).

Para evitar que se cierre de nuevo, se coloca un muelle (stent), que se adapta a las paredes de la arteria y las mantiene abiertas. De esta forma se evita la oclusión o cierre brusco de la arteria posterior.

Hay diferentes tipos de muelles (stent):
Convencionales, no llevan incorporado fármaco.
Farmacoactivos que llevan incorporado fármaco.

La elección de un tipo u otro de stent depende de las características del paciente (como el riesgo de sangrado), tipo de lesiones de las coronarias, etc. El cardiólogo hemodinamista decide que tipo de stent es el más conveniente para usted.

¿CUALES SON LOS RIESGOS?

El procedimiento por lo general es de bajo riesgo y es bien tolerado por la mayoría de los pacientes. Los procedimientos diagnósticos tienen un riesgo menor que las angioplastias coronarias. Aunque existe un riesgo de complicaciones en cualquier procedimiento, éstas suelen ser infrecuentes. Tenga en cuenta que su cardiólogo siempre tiene en cuenta la conveniencia y beneficios de la prueba en su situación a pesar de los riesgos.

Durante el cateterismo diagnóstico, pueden notarse palpitaciones provocadas por los catéteres o tras las inyecciones de contraste; este último produce sensación pasajera y tolerable de calor en la cara o el cuerpo, se pueden tener molestias leves en la zona de punción e incluso aparecer un hematoma que se reabsorberá casi siempre espontáneamente. Más raras son otras complicaciones que pudieran llegar a ser graves (arritmias, reacciones alérgicas, infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca, accidente vascular cerebral, insuficiencia renal, hemorragia que precise transfusión, trombosis venosa o arterial, fístulas o aneurismas en el lugar de la punción). Existe, aunque es excepcional el riesgo de muerte (1-2 por 1.000)

Respecto a la angioplastia coronaria el riesgo complicaciones importantes es también bajo (menos del 5% de los casos) aunque los riesgos de la angioplastia coronaria dependen en gran medida de la situación clínica y del tipo de enfermedad coronaria del paciente.Estas complicaciones pueden estar relacionadas con el tratamiento de las lesiones coronarias (arritmias severas, infarto agudo de miocardio en un 1-3 por 100 de los casos, necesidad de cirugía cardíaca urgente en un 1 por 100 y muerte en el 1 por 100 de los casos), o con las medicaciones necesarias para realizar el procedimiento (anticoagulantes y antiagregantes plaquetarios) que tienen riesgo de producir hemorragia que ocasionalmente puede llegar a ser grave.

En más del 90 por 100 de los casos la dilatación de la arteria en la angioplastia coronaria se realiza con éxito sin complicaciones mayores y con alivio o desaparición de los síntomas que presentaba el paciente antes del tratamiento.

Algunas veces, en los meses que siguen al procedimiento puede desarrollarse una nueva estrechez en el mismo sitio de la dilatación (reestenosis). Si esto ocurre el cardiólogo puede recomendar una nueva dilatación u otra forma de tratamiento (médico o quirúrgico). No puede olvidarse que la enfermedad coronaria es un problema crónico que además del control de los factores de riesgo cardiovascular (tabaco, colesterol, hipertensión….), puede precisar distintas formas de tratamiento en distintos momentos de la evolución del proceso.

¿DURACIÓN DE LA PRUEBA?

Aproximadamente de una a dos horas, pero el tiempo de observación y de estudio después de realizar la prueba es variable.

¿CÓMO ME PREPARO PARA ESTA PRUEBA?

Deberá  acudir a la Unidad de cardiología intervencionista a las 08:00h de la mañana con la citación e informes médicos que tenga.
-En el caso de que su cita sea para angioplastia, deberá acudir a las 9:30, teniendo en cuenta que dicho procedimiento se realizará a lo largo de la mañana entre las 9:30-13h. y dependiendo de las urgencias imprevistas.
Podrá tomar un desayuno ligero y su medicación habitual. Si es usted diabético o diabética deberá desayunar y ponerse su dosis de insulina o la medicación antidiabética oral.

¿NECESITARÉ LLEVAR ALGO MÁS, APARTE DE LOS INFORMES?

-Deberá traer unas zapatillas de andar por casa, y una bata.
La noche anterior, o el mismo día deberá ducharse, lavándose especialmente, ambas muñecas e ingles  (que serán las zonas de posible  punción).
-No es preciso que se rasure; si fuera necesario se haría en la sala de Hemodinámica.

¿CUANDO PODRÉ IRME A CASA?

Permanecerá durante toda la mañana en el hospital, primero en la preparación de la prueba, después en la realización del cateterismo y posteriormente en la observación y vigilancia en el Hospital de Día Cardiológico.

El alta se le dará entre las (15:00h-17:00h) siempre y cuando no exista ninguna complicación y dependiendo de cómo se encuentre. En caso de ser necesaria realizarle una angioplastia (apertura de las arterias coronarias y colocación de Stent), deberá quedar ingresado uno o dos días aproximadamente.